ÚLTIMAS RESEÑAS AÑADIDAS



Relato - FOTOGRAFÍAS


Una vez más ahí estaban. Delante de mí. Esparcidas sobre aquella mesa de madera maciza, quizá colocadas con un sentido que únicamente mi subconsciente llega a conocer, quizá posicionadas al azar. El destino es caprichoso, ya me lo había demostrado otras veces, y en aquella ocasión no tenía por qué ser distinto.

Guns N’ Roses suenan en la radio infundiéndome el valor que necesito para hacer frente a aquello, realmente es algo que necesito, pero a la vez una sensación que horas después me deja en un estado de autismo pasajero. Las voy deslizando una a una entre mis manos mientras doy pequeños sorbos a ese café que tan cuidadosamente he preparado. Las primeras dibujan una media sonrisa en mis labios, recuerdos de una vida quizá mejor, por lo menos feliz.


Mis movimientos se vuelven más lentos, el tiempo que empleo en cada una empieza a dilatarse conocedor de que en cualquier momento la siguiente me golpeará de lleno, en medio del corazón, sin miramientos, sin compasión. Y aun siendo sabedor de ello deseo que lleguen.

Un escalofrío repentino me anuncia que en la siguiente te encontraré, cada vez me asombra más el poder de la mente humana. Mi último movimiento hace coincidir tu mirada y la mía. Mi media sonrisa sigue ahí, pero esta vez la acompaña una cortina vidriosa que empieza a formarse en mis pupilas.

Sigues allí, como la última vez que te vi, como en mi mente, con tu sonrisa inundándolo todo y a todos, como me gusta verte así, de la misma forma que me gustaría olvidar tus últimos y dolorosos días, arrinconar en la indiferencia aquella última conversación que mantuvimos informando de tu angustiosa decisión, me es imposible y créeme que lo he intentado, también forman parte de tu vida, y de la mía.

Me costó entenderte, me costó mucho perdonarte, y todavía hoy me castigo por mi egoísmo.

Sigo absorto en mi labor, recordando cada detalle, cada instante. Ya no hay cortina vidriosa, han dejado paso a unas lágrimas que surcan mis mejillas. Tomas protagonismo en todas y cada una en las que apareces, sin importarme el resto de personas que puedan estar a tu lado, repaso una y otra vez tus gestos, quizá intentando redibujar tu imagen en mis recuerdos, son muchos años y no quiero olvidar ninguno de tus rasgos.

El dolor desaparece, por lo menos mientras te tengo delante, aunque sé que en cuanto desaparezcas volverá. Deseo que aquello no termine, seguir pasando una y otra vez tu imagen entre mis dedos, voy apartándote en una pila, montón que visionaré por lo menos dos veces más.

Se ha hecho tarde, decido recogerlo todo, meterte en esa cajita que pronto, muy pronto volveré a abrir, porque lo necesito, porque te necesito.
La extraordinaria persona con la que comparto mi vida, y que me hubiera encantado que conocieras, entra en la habitación. Al verme me abraza, sabe que no suelo llorar, y cuando lo hago sabe por lo que es.

—Tranquilo mi amor… sólo son fotos… —me susurra al oído mientras me consuela.

La abrazo con fuerza, no sé qué haría sin ella.

Fotos... piensoOjalá sólo fueran eso…
Son las imágenes de mis recuerdos…
de mi dolor...
Y lo único que me queda para mantener con 'vida' a mi madre.



FIN


9 comentarios
COMENTA CON TU CUENTA DE GOOGLE PLUS
COMENTA CON TU CUENTA DE BLOGGER

9 comentarios :

  1. Que bonito y triste a la vez...

    besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nica, hay veces en que la única forma que encuentro para deshacerme de esa tristeza es escribiendo.

      Besos!

      Eliminar
  2. Que relato más emotivo y bonito enhorabuena Alex. Bueno como veo que tenéis un rincón muy acogedor me quedo por aquí, un beso a los dos y nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Rocío!! Un placer tenerte por aquí!!

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  4. Y que decir ahora de este relato q no te haya dicho ya... Es q una vez más me has dejado sin palabras, desde la primera hasta la última letra me has hecho disfrutar. Ha sido todo un cúmulo de fuertes emociones que me has hecho recordar... MUCHAS GRACIAS Àlex por hacerme disfrutar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias charly! Ese es el objetivo que busco con mis relatos, intentar despertar algún sentimiento en vosotros. Y si lo consigo con alguno de ellos ya me doy por satisfecho.

      Un besote!

      Eliminar
  5. Lleno de sentimiento, salido del corazón, eso es lo que me ha parecido este relato. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Has dado en el clavo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vivir pudiendo recordarlo todo, es practicamente imposible. Lo bonito de la vida es poder elegir que recordar y que olvidar y nosotros tenemos la virtud de que nuestra vida esté llena de sus recuerdos.
    Compi, sigue deleitandonos con tus relatos. Un beso !!!

    ResponderEliminar

Seguidores

Alternativa para hacerte seguidor del blog

Haz click aquí para seguirnos.

Síguenos en...





Bloglovin'
Follow on Bloglovin

Goodreads


Conócenos...

Somos dos las personas unidas por este blog (y por la vida :p)


Ainhoa: Lectora empedernida de novela juvenil, fantástica y romántica. Adicta a la moda y su mundo. Me encantan las manualidades. Imaginativa y tímida.

Àlex: Apasionado de la novela histórica, no me cierro al resto de géneros. Lector sin fronteras :p Fanático del cine. Intento de escritor, dibujante y adicto al footing.

Éste es nuestro blog y aquí pretendemos que te encuentres como en casa ;)

Bienvenid@!


Àlex leyendo...



32 de 320 páginas.
10% leído!

Reseñas pendientes:


- Los caminantes

Ainhoa leyendo...



120 de 377 páginas.
32% leído!

Reseñas pendientes:


- Mystic City 2 - El último corazón

- La última noche en Los Ángeles

- Galerías Velvet, el origen

Colaboran el el blog...

Si eres editorial o autor y quieres

colaborar con nosotros escríbenos:

elanaqueldehypatia@gmail.com



































Iniciativas



Afiliamos?